American Pitbull Terrier

 Otros nombres 

Su nombre completo es American pit bull terrier, lo que remite a su origen inglés de los bull-and-terriers; sin embargo, nosotros solemos llamarlo sencillamente ‘Pitbull’.

 Longevidad 

El Pitbull tienen uno de los rangos de estimación de vida más amplios, pues va desde los 8 hasta los 15 años en algunos casos.

 Origen 

En las primeras décadas del siglo XX, entrenadores norteamericanos importaron algunos staffordshire y bull terrier inglés de Reino Unido con el propósito de entrenarlos como perros de pelea, pues en ese país no existía una legislación que prohibiera las apuestas relacionadas con la actividad (como sí había en Gran Bretaña). En la década de 1930, el American Kennel Club decidió dividir a los ejemplares resultantes de estas cruzas en dos razas: el American Staffordshire Terrier (el oficial reconocido por este club, con un tamaño ligeramente más grande) y el American Pit Bull Terrier.

 Características Físicas 

la raza es fácilmente reconocible por su constitución atlética, muy visible desde la cabeza trapezoidal hasta las patas musculosas gracias al pelaje corto. Los machos suelen pesar entre 16 y 30 kg y las hembras oscilan entre los 13 y los 25 kg. Su éxito como perro de combate se debe al extraordinario desarrollo de los músculos maseteros en el hocico que consiguen una mordida prensil muy efectiva. Sin embargo, las orejas verticales y caídas, los ojos pequeños, la nariz grande y la forma caída del hocico transmiten la nobleza y tranquilidad de las que estos perros son capaces.

 Comportamiento 

las labores de crianza en la actualidad han conseguido que los Pitbull Terrier sean perros de temperamento equilibrado y gran valor (cualidad que los antiguos entrenadores aprovecharon para convertirlo en un perro de pelea). A pesar de que se desarrolló este instinto, últimamente se ha conseguido desaparecerlo para convertirlos en grandes compañeros.

 Clasificaciones 

Perro cazador, Perro independiente, Perro activo.

 Socialización 

Con otros perros: No debemos ignorar la memoria genética de esta raza, que finalmente, fue creada para pelear. Requieren mucho espacio y toda convivencia con otros perros debe ser controlada por el dueño.

Con humanos:  Aunque no son pocos los ejemplos de familias que conviven pacíficamente con estos perros, siempre es necesario recordar que no fueron creados para hogares (o sitios muy pequeños o encerrados).

     Usos 

    Debido al entrenamiento con el que fueron creados a partir de perros cazadores, su principal función es la de conseguir presas, por lo que en la actualidad son una excelente opción para realizar actividades físicas o deportivas.

     Cuidados 

    Su constitución atlética y su predisposición genética al trabajo los vuelve perros muy enérgicos, poco recomendables para dueños principiantes. Requieren de mucha atención y de constante actividad física, así como un dueño con el carácter suficiente de liderarlo o ser estricto si es necesario. Los cuidados que han recibido últimamente han logrado reducir paulatinamente los actos de violencia para los que la raza fue creada, al grado de convertirlos en una excelente compañía.

     Problemas Médicos Comunes 

    Gracias a su constitución física, es una raza de gran resistencia que apenas presenta enfermedades. Entre sus problemas hereditarios se encuentran desplazamiento o luxación de rótula, displasia de cadera y labio leporino. Como cualquier otro perro, en ocasiones puede padecer enfermedades dérmicas como la atopía y la dermodicosis. Como cualquier otro terrier, las enfermedades más comunes que presenta esta raza son las degenerativas hipotiroidismo e ictiosis. Por último, un cuidado deficiente de estos perros puede causar dermatosis sensible al zinc cuando el perro es color blanco (por una deficiencia de este mineral debido a una mala alimentación) o Fungosis (cuando el perro es obligado a vivir en lugares con exceso de humedad y mala ventilación).


    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados