Guia para un perro difícil

Conoce el origen de los problemas de conducta en los perros y ayuda a prevenirlos.

Lo que estás a punto de leer puede parecer una especie de “horóscopo canino”, pero tiene un fundamento biológico. Para los perros, los primeros meses de vida son definitivos en la construcción de su carácter. Y si bien es falso eso de que no puedes mostrarle trucos nuevos a un perro viejo, corregir su comportamiento sí es bastante difícil.

Así que en lugar de corregirlo, puedes prevenirlo. Si tuviéramos que utilizar números, podríamos decir que solo el 20% de la personalidad de un perro se basa en los genes de su raza; el resto parte de su impronta y Socialización en su etapa de cachorro.

Es vital que este proceso se lleve a buen fin para tener un perro de comportamiento balanceado, cuyo carácter sociable lo conviertan en un buen miembro de la familia.

A continuación, te dejamos con los factores de riesgo que definen los problemas de personalidad del perro.

Una madre no acariciada y que sufrió estrés durante su embarazo: Provoca cachorros con tendencia al temor e intolerancia al contacto.

Cachorro de tres semanas de edad que no ha sido manipulado: Será poco tolerante al contacto y a los demás humanos.

Cachorros de entre dos y tres meses:

Expuestos a mucho estrés y con falta de impronta con el ser humano: Síndrome de hipersensibilidad, hipermotricidad y nervios.

Cachorros de entre tres y seis meses:

Sin contacto con otros perros, seres humanos o no habituados a los ruidos en su entorno: Fobia a los perros, comportamiento predador con perros pequeños, agresivo y antisocial en general.

Sin contacto con distintas personas: Fobia al contacto con algunas personas ( también conocido como “síndrome de perro salvaje”).

Sin contacto con los niños: Fobia a los niños o comportamiento predador con niños.

Sin salidas a la ciudad, mercados u otras zonas públicas: Fobia a los automóviles en abundancia, ansiedad, salivación excesiva.

Sin contacto con otras especies animales (como los gatos): Comportamiento predador con otros animales.

Sin control de hábitos (mordisco, juego, motricidad fina y gruesa): Síndrome de hipersensibilidad, hipermotricidad y trastornos de jerarquización.

Cachorros de entre seis y nueve meses:

No acostumbrados a quedarse solos a ratos o que viven exceso de manipulación: Ansiedad por separación.

Sin una correcta jerarquización: Trastornos de jerarquización, agresiones diversas.

Ahora que conoces los trastornos de comportamiento, ¿cuántos de ellos pudiste haber evitado? En Gröl te asesoramos para saber cómo lidiar con ellos y ayudarte a tener una mejor convivencia con tu perro. Mientras tanto, si eres un dueño principiante que acaba de adquirir un cachorro, te recomendamos trabajar en la impronta para evitar muchas de estas complicaciones.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados