Corrígelos

Una actitud tímida y sumisa en los perros nos puede parecer enternecedora, pero los dueños de esos perros saben que es un problema de conducta con el que es difícil lidiar. Sobre todo porque no es un comportamiento común en los perros: es resultado de una educación deficiente o un trauma en su etapa de cachorro.
Leer más
Lo más común es que los nuevos dueños compartan historias sobre conocidos de años atrás cuyas casas eran un desastre antihigiénico debido precisamente a un perro, pero esto solo se debe a que antes no se le solía prestar tanta atención a entender el comportamiento de los perros y mucho menos a educarlos. Pero ahora que sabemos cómo manejar estas situaciones, en Gröl te ayudaremos a que esto no sea una preocupación para ti.
Leer más
Si quieres tener una convivencia tranquila y feliz con tu perro, uno de los logros más importante es tenerlo bajo control para evitar problemas. Esto no es una cuestión de superioridad, sino de liderazgo: los perros están acostumbrados a la jerarquía canina, y si no aprendes a encabezarla, siempre tendrás problemas para moderar su conducta.
Leer más

Las recomendaciones que te vamos a ofrecer requieren de mucha paciencia y comprensión, pues debes entender que este es uno de los hábitos que más se suelen arraigar en la mente del perro si éste no fue educado adecuadamente en su etapa de cachorro, por lo tanto corregirlo es bastante difícil, pero no imposible.

Leer más
Las causas por las que un perro agrede a otros son diversas; entre las más comunes se encuentran la incorrecta socialización del perro en la etapa de cachorro (entre 3 y 6 meses de edad), la falta de normas y disciplina en casa, que sea muy territorial y dominante, la falta de ejercicio diario y la falta de una figura de liderazgo en la manada (familia) que inspire respeto en el perro (es decir, tú).
Leer más